Ética profesional

En mi establecimiento se realiza una actividad orientada al fomento de la salud y el bienestar de las personas, en ningún caso se desarrollarán actividades reservadas a profesionales sanitarios.

Se aplicarán las técnicas manuales únicamente cuando exista una posibilidad razonable de que éstas sean eficaces, teniendo en cuenta las características y el estado de la persona tratada. Cuando esta presente un estado de salud que exceda el campo de las técnicas manuales, se la referirá a un profesional cualificado.

La actividad realizada en mi establecimiento en ningún caso sustituye a la labor de cualquier profesional sanitario cualificado. En ciertos casos, será imprescindible acudir primero a ellos. Sus opiniones y diagnósticos siempre serán debidamente valorados y, si fuera necesario, la actividad se desarrollará de forma complementaria.

Mi establecimiento dispone de unas condiciones de ventilación, temperatura e iluminación adecuadas para la actividad. Como medida higiénica y de prevención, con cada persona se utilizará una sábana de papel desechable y una toalla limpia. Si se emplean aceites o cremas serán de calidad profesional. El material estará siempre limpio y desinfectado.

Se tratará por igual a todos los clientes, sin discriminación por razón de sexo, edad, raza, nacionalidad, orientación sexual, religión, nivel socioeconómico, constitución corporal, ideología, afiliación política, estado de salud o hábitos personales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener información estadística. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.

ACEPTAR